Δευτέρα, 8 Σεπτεμβρίου 2014

Ο ΤΑΦΟΣ ΤΗΣ ΑΜΦΙΠΟΛΗΣ - 3



Dos cariátides, estatuas de mujeres con túnica, se descubrieron en la entrada de una tumba en Anfípolis (norte), considerada la mayor tumba antigua conocida en Grecia, anunció el domingo el ministerio de Cultura.
El sábado, al sacarse "la tierra delante de la segunda pared de cierre, se descubrieron (...) dos cariátides de excelente factura", indicó el ministerio en un comunicado.
En las fotos difundidas por el ministerio se ve salir de la tierra hasta la mitad del busto a dos figuras femeninas de mármol. Llevan una túnica con manchas y los bucles de su cabello les caen sobre los hombros.
"El brazo izquierdo de una de ellas y el derecho de la otra estaban levantados como para prohibir simbólicamente el ingreso a la tumba", afirma el comunicado.
Estas excavaciones arqueológicas en la región griega de Macedonia están suscitando gran expectativa, ante la posibilidad de que se descubran los restos de algún familiar cercano de Alejandro Magno, el gran conquistador oriundo de esta zona del norte de Grecia.
Las excavaciones en el impresionante túmulo, situado a unos 100 km al este de Tesalónica, llevan ya varios años, y llegaron a estar interrumpidas un tiempo por falta de dinero, a causa de la crisis económica que atraviesa el país.
La gran pregunta es qué personalidad podría estar enterrada desde hace dos mil 500 años bajo una colina de tres metros de altura protegida por un recinto de cerca de 500 metros, hecho con mármol traído de la cercana isla de Thasos.
Las hipótesis apuntan a Roxana, la esposa persa de Alejandro, pero también a su madre Olimpiada, o a uno de sus compañeros y generales.
Según los arqueólogos, la posibilidad de que la tumba de Anfípolis sea de la Alejandro es casi nula. Después de su fallecimiento a los 32 años de edad en Babilonia, su cadáver habría sido inhumado en Alejandría, Egipto, sin que ninguna excavación haya llegado a confirmarlo nunca.
(vanguardia.com.mx, 7/9/2014)

Uno de los secretos mejor guardados de la Antigüedad clásica está a punto de ser revelado al mundo. Los especialistas tienen la absoluta certeza de que la tumba de Anfípolis, la más grande hallada en Grecia, en la región de Macedonia, oculta los restos de un personaje muy importante de la antigua aristocracia macedonia. La construcción de la tumba ha sido fechada entre los años 325 y 300 a.C., es decir, en una época cercana a la muerte de Alejandro Magno, quien según las crónicas expiró en Babilonia en el 323 a.C. 
Tras retirar los enormes bloques de piedra que sellaban la entrada principal, flanqueada por dos esfinges desprovistas de sus cabezas y alas, los arqueólogos abrieron paso a través de los escombros acumulados en la antecámara hasta topar con una nueva entrada, que según parece es la que conduce a la cámara principal. El pasado sábado, y según informaciones del Ministerio de Cultura de Grecia, los arqueólogos excavaron dos cariátides de un valor artístico excepcional que, de forma simbólica, custodian los restos del misterioso difunto. 
La cariátide situada a la izquierda de la nueva entrada presenta un buen estado de conservación, mientras que la que está situada a la derecha ha perdido todo el rostro. Según los investigadores, sus brazos izquierdo y derecho, respectivamente, estaban desplegados como si quisieran impedir el acceso a toda persona que intentara traspasar la entrada. Ambas cariátides fueron talladas con mármol de la isla de Tasos y aún conservan restos de pigmentos rojos y azules. Los arqueólogos esperan salvar este nuevo obstáculo y acceder así a la cámara principal. 
(nationalgeographic.com.es)

Δεν υπάρχουν σχόλια:

Related Posts with Thumbnails