Παρασκευή, 16 Νοεμβρίου 2018

Τρίτη, 6 Νοεμβρίου 2018

ΟΙ ΚΟΥΡΟΙ ΤΗΣ ΑΤΑΛΑΝΤΗΣ

Un agricultor en Atalanti (Grecia Central) que se preparaba para plantar unos olivos ha desenterrado cuatro estatuas y parte de un cementerio de la Antigua Grecia, según ha informado el ministerio de Cultura heleno. 
Se trata del primero de los cuatro kuros que las autoridades encontraron tras recibir su aviso, esculturas de piedra caliza que representan a varones jóvenes, de una altura de entre 86 y 122 centímetros, y de las cuales solo una conserva la cabeza. Los kuros representaban la perfección, la juventud y el canon a través de la forma de jóvenes atletas. 
Las excavaciones que siguieron en una pequeña parte del terreno sacaron a la luz un cementerio organizado, que se cree que podría pertenecer a la antigua ciudad de Opus (en la actualidad Atalanti), hogar de Patroclo, héroe griego de la guerra de Troya y compañero de Aquiles.De momento, las autoridades han encontrado siete tumbas, que parecen haberse usado entre los siglos V y II a. C. (EFE, 4/11/2018) 

Κυριακή, 30 Σεπτεμβρίου 2018

ΟΤΑΝ Ο ΠΟΣΕΙΔΩΝΑΣ ΕΠΙΣΚΕΠΤΕΤΑΙ ΤΟΝ ΝΑΟ ΤΟΥ


Cuanto Poseidon saluda a su propio templo

Templo de Poseidon - Cabo Sounion, 29/9/2018

(foto: Aris Messinis)





Τετάρτη, 5 Σεπτεμβρίου 2018

Παρασκευή, 31 Αυγούστου 2018

Σάββατο, 25 Αυγούστου 2018

Σάββατο, 18 Αυγούστου 2018

ΓΚΡΕΜΙΖΟΝΤΑΣ (ΕΛΛΗΝΙΚΟΥΣ) ΜΥΘΟΥΣ


Kim De Molenaer

Quebrando mitos

Palermo, 12/6-16/11/2018


Δευτέρα, 9 Ιουλίου 2018

ΗΡΘΕ ΣΤΟ ΦΩΣ Η ΙΣΩΣ ΠΑΛΑΙΟΤΕΡΗ ΕΠΙΓΡΑΦΗ ΜΕ ΣΤΙΧΟΥΣ ΤΗΣ ΟΔΥΣΣΕΙΑΣ

Sale a la luz en Grecia la inscripción más antigua de «La Odisea», de Homero
Según los primeros estudios de los arqueólogos la losa pertenecería a la época romana y probablemente sea anterior al siglo III a. C.


Una placa de arcilla encontrada en el sitio arqueológico de Olimpia, en el Peloponeso griego, podría ser la inscripción más antigua que se conserva de «La Odisea» de Homero, según anunció hoy el Ministerio de Cultura heleno. 
«La placa de barro es probablemente el extracto más antiguo de la epopeya de Homero que haya salido a la luz hasta ahora y, más allá de ser única, es un hallazgo epigráfico, arqueológico, filológico e histórico importantísimo», explicó el ministerio en un comunicado. Según los primeros estudios de los arqueólogos la losa pertenecería a la época romana y probablemente sea anterior al siglo III a. C.
El hogar de los primeros Juegos Olímpicos escondía cerca de su famoso santuario este hallazgo en el que están inscritos trece versos de la decimocuarta rapsodia de «La Odisea», pertenecientes al discurso de Ulises a su criado Eumeo. En la obra, Eumeo es un porquero fiel a su señor, al que acoge cuando regresa a Ítaca disfrazado de mendigo. 
El descubrimiento se realizó en el marco de la investigación geoarqueológica «El sitio multidimensional de Olimpia», que durante tres años ha estudiado los alrededores del santuario de este yacimiento con la participación de arqueólogos griegos y alemanes. El equipo señaló que la estimación de la antigüedad de la placa será confirmada con un estudio sistemático de las inscripciones que ya ha comenzado. 
«La Odisea» es uno de los principales poemas épicos de la Antigua Grecia y narra el regreso a su hogar tras la guerra de Troya del héroe Ulises, conocido en griego como Odiseo. Este poema es junto a «La Ilíada», atribuida también a Homero, uno de los primeros ejemplos de la literatura occidental.  (abc.es, 

Πέμπτη, 5 Ιουλίου 2018

"ΑΣΤΕΡΩ" ΚΑΙ "ΔΑΦΝΙΣ ΚΑΙ ΧΛΟΗ" ΣΤΟ ΗΡΩΔΕΙΟ



Una proyección de las primeras películas griegas Dafnis and Chloe and Astero, restauradas por el Greek Film Archive, con música original del compositor Filippos Tsalahouris.



Dafnis y Chloe (1931)
La trama sigue un romance pastoral entre los personajes del título. La versión original y muda de la película se proyectó con éxito en el extranjero, en Polonia, Rumania, Alemania y Estados Unidos. Dos años después del final de la Segunda Guerra Mundial, Laskos también lanzó una versión sonora. El cinematógrafo Dimitris Meravidis hizo uso de la película pancromática, su primer uso en una película griega, para definir claramente los diferentes tonos de gris.
La filmación tuvo lugar completamente en el lugar, en la isla de Lesbos, con la excepción de la famosa escena de natación, que fue filmada en el lago Vouliagmeni. La heroína aparece desnuda, exudando sensualidad cruda. La escena también se destaca por ser la primera escena explícitamente desnuda en la historia del cine europeo. En 1969, Laskos filmó un remake.
Tras una investigación en Grecia y en el extranjero, el Greek Film Archive pudo restaurar la edición original de la película. La restauración se completó en 1992, bajo la guía del propio director, ensamblando la película, fotograma por fotograma, y ​​reconstruyendo las tarjetas de presentación originales.



Astero (1929)
La tercera producción de DAG Film representa las aventuras del personaje principal, una pastora enamorada, interpretada por una popular actriz de la época, Aliki Theodoridou. El guión de Pavlos Nirvanas se basa libremente en la novela de Helen Hunt Jackson, Ramona, sobre el amor prohibido entre dos nativos americanos (D. W. Griffith había adaptado la novela a la gran pantalla). Astero se encuentra en una aldea montañosa, en algún lugar del Peloponeso. El rico pastor Mitros vive junto con su esposa Asimina, su hijo Thymios y su pupila, la doncella Astero. Thymios y Astero están enamorados el uno del otro; sin embargo, Mitros organiza el matrimonio de Astero con el acaudalado pastor Stamos. Cuando matan a Stamos y Astero se vuelve loco, Mitros, viendo que su hijo se está consumiendo, le revela que toda su fortuna le pertenece a Astero y lo alienta a casarse con ella.
Este nuevo subgénero, la 'foustanella' o 'aventura pastoral / bucólica' era extremadamente popular en ese momento; varias películas pastorales, tanto silenciosas como habladas, siguieron sus pasos. La idealización de la vida rural griega proporcionó un escape de la dura realidad de la vida cotidiana. En aquel entonces, los intelectuales griegos aún no se habían centrado en el proletariado urbano. Las películas de esa época adaptaron motivos melodramáticos y temas pastorales de obras de teatro y películas internacionales. En enero de 1944, una versión de sonido de Astero, con una banda sonora de Yiannis Vidalis, se estrenó en cines. En 1959, Dinos Demopoulos rodó un remake bien conocido, protagonizado por Aliki Vougioulaki en uno de sus primeros papeles cinematográficos.
La restauración de Astero se basó en una impresión con intertítulos franceses, descubierta en la Cinémathèque Française en 2003, gracias al programa Lumiere, financiado con fondos comunitarios, que desde 1993 redescubre películas perdidas en los archivos de países de todo el mundo. La restauración de la única copia sobreviviente de la película es el resultado de una colaboración entre la Filmoteca griega y la Cinémathèque Française.

Κυριακή, 1 Ιουλίου 2018

Η ΓΕΝΟΚΤΟΝΙΑ ΤΩΝ ΕΛΛΗΝΩΝ ΤΟΥ ΠΟΝΤΟΥ






El genocidio griego (también denominado genocidio de los griegos pónticos) es un término controvertido usado para referirse a los eventos a los cuales se vieron enfrentados los griegos pónticos antes y durante la Primera Guerra Mundial. Estos términos se usan para referirse a persecuciones, masacres, expulsiones y marchas de la muerte de las poblaciones griegas en la región histórica del Pontos, las provincias al sudeste del mar Negro en el Imperio otomano, durante los albores del siglo XX por la administración de los Jóvenes Turcos. Se ha argüido que las matanzas continuaron durante el Movimiento Nacional Turco liderado por Mustafa Kemal Atatürk quien había organizado la lucha contra la invasión griega de la Anatolia occidental. De acuerdo a diversas fuentes, la cifra oficial de griegos muertos en Anatolia fue de 300 000 a 360 000 hombres, mujeres y niños. El reconocimiento oficial de tales eventos es limitado, y el hecho de que estos incidentes constituyan un genocidio ha estado bajo debate. El gobierno turco sostiene que al llamar estos actos «genocidio», el Gobierno griego «reafirma la tradicional política griega de distorsionar la historia». Turquía, del mismo modo, ha negado la veracidad histórica de los contemporáneos genocidios armenio y asirio. (es.wikipedia.org) 



Theofanis Malkidis: EL GENOCIDIO GRIEGO
Traducción: Daniel Cruces Perez
Los Griegos del Imperio Otomano, en el Ponto (Mar Negro), Tracia, Asia Menor, Capadocia, son una parte especialmente significativa de los griegos fuera de Grecia, la cual después de una existencia continuada en esta zona particular, fue forzada a abandonarla mediante medios violentos. La contribución indiscutible de los griegos al estatus cultural, político, financiero y social de esta área se ha superpuesto muy frecuentemente a la realidad local y se ha esparcido también a otras localidades.
El renacimiento de los Griegos del Imperio Otomano coincidió con la prosperidad demográfica de la población y el deseo general de libertad, que fue más fuerte en el dominio europeo.  Al mismo tiempo, durante el siglo 19, a pesar de que las reformas en el estado otomano sólo se implementaron parcialmente, el pueblo griego tuvo la capacidad de tomar ventaja de ellas.
El siglo 20 fue el máximo de la “primavera” de los Griegos, el Renacimiento de la vida social, financiera y educativa en el Ponto, Tracia y Jinia-Asia Menor, sin embargo la situación interna (los Jóvenes Turcos) y subordinada a ella la externa (las guerras Balcánica y Mundial) influyeron sobre su nuevo estatus. El pueblo Griego no sólo era tratado institucionalmente como ciudadanos de clase inferior, sino que su presencia era un obstáculo importante en la implementación de los planes racista-chauvinistas de los Jóvenes Turcos y los kemalistas, o seguidores de Mustafá Kemal (“Attaturk”, o “padre de los turcos”, en esta lengua). Las persecuciones que comenzaron poco después del inicio de la Primera Guerra Mundial, aumentaron durante la guerra, y continuaron hasta culminar después de 1919, cuando Mustafá Kemal adquirió el poder de-facto en el vacilante estado otomano.
Las persecuciones, que entonces se volvieron genocidio, fueron el momento más trágico en la vida del Ponto, Tracia y Jonia-Asia Menor, y 1’000’000 de Griegos, de una población Griega total de más de 2’600’000 (censo de 1914) perdieron sus vidas.
El Genocidio Griego es uno de los mayores crímenes contra la humanidad que aún permanece sin castigo, visto que una parte importante de la nación griega que habitaba en los territorios del estado otomano fue asesinada.
Los Griegos que sobrevivieron, fueron exiliados en condiciones inhumanas, con el objetivo de su exterminio total, y miles fueron convertidos al islam y permanecieron en Turquía, mientras que los que escaparon a este asesinato en masa se volvieron refugiados por todo el planeta. La mayor parte se podía encontrar en Rusia y la Unión Soviética, y en Grecia, y posteriormente en Alemania, los EUA, Canadá y Australia. Han sido necesarios muchísimos años para que pidiesen recuperar su identidad y memoria históricas. El asesinato masivo de los griegos del Ponto, Tracia y Jonia-Asia Menor fue un crimen innegable, un crimen que el mundo entero conoció después de un período inicial de silencio. Turquía, los Jóvenes Turcos y los kemalistas organizaron e implementaron el genocidio de las poblaciones griegas nativas, desde 1914 hasta 1923.
Aún así, el estado turco niega el Genocidio de estas poblaciones y distorsiona la realidad al tratar de librarse de su gran responsabilidad. La política de reacción de Turquía frente al tema del genocidio contra las poblaciones indígenas continuamente usa la misma excusa: la amenaza griega y armenia contra el Imperio Otomano, el estado de los Jóvenes Turcos, y el orden establecido por Mustafá Kemal.
Consecuentemente, los Griegos, Armenios, Asirios y otros, desde 1908 hasta 1924 sufrieron el exterminio y persecuciones. De esta forma se cometieron el asesinato en masa y el desarraigo de las poblaciones históricas de su tierra natal. Esa fue de hecho la “solución final” para el problema griego y armenio. Fue la “solución final”, fueron los primeros genocidios del siglo 20, y como no hubo ningún tipo de castigo, fueron seguidos por el Holocausto. “Quién recuerda a los Armenios?”, dijo Hitler mientras planeaba su propia “solución final”, y fue él mismo quien reveló el tema del Genocidio Griego, solo para evitarlo posteriormente en Constantinopla, Imbros, Ténedos y Chipre.
Casi un siglo después, la política turca de negación del genocidio no ha cambiado en nada, al menos en lo que concierne a los políticos y gobiernos turcos, aunque en los últimos años cada vez más personas en Turquía tratan de denunciar la verdad histórica.
El estado actual no permite que estas opiniones disidentes sean oídas, o tiende a criticarlas o suprimirlas por todos los medios posibles, como el asesinato del periodista Armenio Hrant Dink en el 2007.
 “La lucha de la humanidad contra cualquier imposición es la lucha de la memoria contra el olvido”, escribió el famoso autor checo Milan Kundera. Y está totalmente en lo cierto: aunque muchas personas, que no están relacionadas con la humanidad, ignoran los crímenes históricos por razones políticas, financieras y de otros tipos, la humanidad está obligada a enfrentarse a ellas con todas sus fuerzas. Al pasar el tiempo, esto no será más un obstáculo para los griegos y para los pueblos democráticos a lo largo y ancho del mundo, y definitivamente también en Turquía. Todos estos pueblos no olvidarán ni abandonarán esta lucha, porque saben que más tarde o más temprano llegará el momento en que sea impensable negar el Genocidio de los Griegos, y la batalla de la memoria contra el olvido será resuelta. Sólo entonces los pueblos vivirán pacíficamente, verdaderamente hermanados y en amistad, y la luz habrá derrotado a la oscuridad.
*************
Theofanis Malkidis PhD, es enseñanza en el departamento del lenguaje, de la literatura y de la cultura de los países delMar Negro, universidad de Thrace, Grecia.
El suyo investiga refiere a Genocidio y a asuntos internacionales en los Balcanes y en el Mar Negro.
Related Posts with Thumbnails