Παρασκευή, 18 Μαΐου 2018

Η ΚΥΠΡΙΑΚΗ ΦΙΛΟΞΕΝΙΑ

Presentó a mi compañero y le dije que habíamos ido a estudiar la disposición de los árboles, cosa que pareció complacerlo aun más. Bailoteó en un éxtasis de servicialidad, como un mono atado a una cadena.
Pero primero era preciso observar estrictamente las leyes de la hospitalidad. Abrió la puerta y nos condujo a la pequeña galería, con sus fantásticas palmeras en la que dos pavos reales conversaban en tono bajo y, colocando sillas para nosotros, nos sirvió vasos de sorbete, que en griego todavía conserva obsesivas huellas del nombre de Afrodita, porque se llama afrós, es decir, espuma. Mientras bebíamos, completamos las cortesías de la convención […]

Todas las noches bebíamos un vaso de dulce y denso commanderia en su pequeña terraza, antes de recorrer las minúsculas callejas serpenteantes, hasta el puerto, para ver cómo se fundía el sol del ocaso. Allí, junto al agua que lamía el muelle, me presentaba formal y urbanamente a sus amigos, el capitán del puerto, el librero, el dueño del almacén de comestibles, que se sentaban junto al agua, a sorber ouzo y a contemplar la gradual desaparición de la luz por sobre los robustos bastiones del castillo de Kirenia y las esbeltas agujas de la mezquita. Al cabo de una semana tenía yo una decena de firmes amigos en el pueblecito, y entonces comencé a entender el verdadero significado de la hospitalidad chipriota, envuelta en una sola palabra, Kopiaste, que en términos generales quiere decir "Siéntate con nosotros y comparte". Imposible pasar por un café, intercambiar un saludo con nadie que estuviese comiendo o bebiendo, sin que le disparasen a uno la palabra como desde la boca de un revólver. Resultaba peligroso incluso gritar "Buen apetito", como se hace en Grecia, a un grupo de obreros que trabajaban en el camino, cuando uno pasaba ante ellos a la hora del almuerzo y los veía sentados bajo un olivo. En el acto contestaba una docena de voces, y una docena de manos agitaban hogazas o jarras de vino...

Lawrence Durrell: Limones amargos (Editorial Sudamericana, 1968)

Limones amargos describe los tres años, entre 1953 y 1956, en que el autor de ese hito de la narrativa erótica que es el Cuarteto de Alejandría, residió en la isla de Chipre en el Mediterráneo. Tras años opacos haciendo de diplomático en Argentina y Yugoslavia, relata el escritor británico nacido en Darjeeling, India, lo que más deseaba en la vida era retirarse, comprar una casa barata en un lugar tranquilo, de preferencia aislado, arreglarla a su modo y vivir sin saber del resto del mundo. ¿Para qué? Pues para escribir. Explica Durrell la génesis de este libro (entre los seis que dedicó a sus peregrinajes): «Los viajes, como los artistas, nacen, no se hacen. Contribuyen a ellos un millar de distintas circunstancias, muy pocas de las cuales han sido deseadas o determinadas por la voluntad… Surgen en forma espontánea de las exigencias de nuestra naturaleza, y los mejores nos conducen, no sólo hacia afuera, hacia el espacio, sino también hacia adentro. Los viajes pueden ser una de las formas más compensatorias de la introspección». Tras lo que él califica de dudas éticas, termina por aceptar un trabajo en el gobierno colonial.


Τετάρτη, 9 Μαΐου 2018

EUROVISION 2018 - ΚΥΠΡΟΣ: FUEGO


EUROVISIÓN 2018
Chipre brilla en la primera semifinal de Eurovisión 
La primera semifinal de Eurovisión 2018 se presentaba como la más dura de los últimos años, en la que estaban concentrados la mayoría de favoritos, y los 19 aspirantes no han decepcionado. Sobre el escenario, sobre todo, ha destacado Chipre, que no ha desperdiciado su oportunidad de alzarse como alternativa a la gran favorita de esta edición de Eurovisión, Israel.
Eleni Foureira, la represente chipriota de Eurovisión 2018, ha brillado con luz propia sobre el escenario y no solo porque su «Fuego» contara con llamas de verdad, sino por su coreografía imposible al ritmo de una canción en la que no para durante tres minutos de infarto. El público ha sabido agradecérselo con uno de los aplausos más sonoros de toda la gala y una más que merecida clasificación la final del sábado. (abc.es, 9/5/2018)



«Por su parte, una canción que estaba mal situada y que a mí no me decía nada, ya es favorita: la de Chipre. El espectáculo es brutal, ¡la cantante parece Beyoncé! Creo que tiene muchas opciones de llevarse el Festival de Eurovisión 2018», opina Jon  Torres. Manrique coincide con la percepción del de Villabona opina Torres. Asier Manrique coincide con la percepción del de Villabona sobre Chipre, y añade que «está todo muy abierto, no hay un claro favorito(Guipuzcoanos locos por Eurovisión, diariovasco.com, 8/5/2018)

Eurovisión debería estar agradecido a Eleni Foureira. La mera participación de esta actriz, bailarina, diseñadora y cantante supone una celebración en sí misma. Si peca, desde luego es por exceso y no por defecto, en una puesta en escena en la que por descontado no falta el elemento que da título a su canción, Fuego -así, en castellano-. Foureira, de 31 años, lleva a Lisboa una oda al baile -como mínimo, a la zumba- con timbre de Rihanna y maneras de Jennifer Lopez. Los fans españoles convencidos de que Lo malo podría haber ganado Eurovisión, deberían sopesar si la representante chipriota no habría anulado cualquier posibilidad. (elmundo.es)


Desde 2016, Eleni Foureira mantiene una relación con el futbolista murciano Alberto Botía, actualmente en el Olimpiakos F.C., aunque prefieren mantenerla en privado. Tanto la cantante como el jugador no comparten en sus redes sociales imágenes juntos, pero la edición Griega de Hola destapó su relación el año pasado. (elmundo.es)


Τρίτη, 8 Μαΐου 2018

ΝΕΡΑ ΤΗΣ ΚΥΠΡΟΥ, ΑΓΑΠΗΜΕΝΑ ΤΩΝ ΠΑΤΡΙΔΩΝ ΜΑΣ ΝΕΡΑ


C.P.Cavafis. Poesía completa (Alianza tres)
Trad.: Pedro Badeñas de la Peña


Παρασκευή, 4 Μαΐου 2018

ΤΑ ΨΗΦΙΔΩΤΑ ΤΗΣ ΠΑΦΟΥ


Habitado desde el Neolítico, el sitio de Pafos fue un lugar de culto a las deidades de la fertilidad en la época prehelénica. Luego, este culto sería reemplazado por el de Afrodita, nacida aquí según la mitología griega. El templo de esta diosa es una construcción micénica que data del siglo XII a.C. Los vestigios de villas, palacios, teatros, fortalezas y tumbas confieren a este sitio un excepcional valor arquitectónico e histórico. Los mosaicos de Nea Paphos figuran entre los más bellos del mundo.
whc.unesco.org




Τετάρτη, 2 Μαΐου 2018

Σάββατο, 28 Απριλίου 2018

Related Posts with Thumbnails