Κυριακή, 30 Μαΐου 2010

ΜΕΣΟΛΥΜΠΙΑΔΑ 1906

Los Juegos Olímpicos de 1906 se celebraron en Atenas, Grecia entre el 22 de abril y el 2 de mayo de ese año. Conocidos como los Juegos Intercalados, no son reconocidos por el Comité Olímpico Internacional en la actualidad.
.
.
En 1901, el COI decidió que cada 4 años, entre dos Juegos Olímpicos, se realizaran unos Juegos Olímpicos realizados en Atenas.
.
.
Tras el éxito de los Juegos de 1896, Atenas estaba entusiasmada en realizar nuevos Juegos, pero realizarlos cada 4 años era mucha presión y trabajo como para realizarlo para siempre.
Cuando los Juegos de París 1900 y St. Louis 1904 fueron totalmente opacados por la Exposición Universal, Atenas apareció como una salvación para el Movimiento Olímpico, por lo que se organizaron los segundos juegos en la capital griega para el año 1906.
.
.
Sin embargo, Atenas decidió que no era capaz de organizar otros Juegos para el año 1910, y ya para 1914 había mucho menos apoyo para producirlos. Finalmente, la Primera Guerra Mundial acabó con esta idea. La idea sólo revivió ochenta años después, cuando se decidió que los Juegos Olímpicos de Invierno se realizaran intercaladamente. (es.wikipedia.org)
.

Τρίτη, 25 Μαΐου 2010

ΟΛΥΜΠΙΑΚΟΙ ΑΓΩΝΕΣ 1896 (Δ)


En el I congreso del Comité Olímpico Internacional de 1894 en la Sorbona, salió elegido como primer presidente el comerciante griego Demetrius Vikelas, que dos años más tarde en 1896, sería sustituido por el Barón Coubertin. Se sugirieron una gran cantidad de deportes para el programa de Atenas, y como resultado el primer anuncio oficial acerca de los eventos que se desarrollarían incluyó deportes como fútbol y críquet. Estos planes no se concretaron y no todos los deportes anunciados inicialmente estuvieron en la lista final, tan solo once deportes (Atletismo, Ciclismo, Esgrima, Gimnasia, Halterofilia, Lucha, Natación, Tenis, Tiro) fueron incluidos en el programa de los juegos, y el Remo y la Vela fueron incluidos pero tuvieron que ser cancelados debido a los fuertes vientos el día de la competición. (es.wikipedia.org)
.

.
El primer ganador fue James B. Connolly, quien con un deplorable y ridículo estilo, se impuso en salto en triple. De esa manera fue también el comienzo de oír asiduamente el himno norteamericano y ver subir a los mástiles la bandera de barras y estrellas.
Tan ridículos como los de Connolly, eran los desplazamientos de su compatriota Robert Garrett en el lanzamiento del disco, una especialidad desconocida fuera de Grecia. Garrett, que se dedicaba al lanzamiento de la bala, estudió los dibujos de las ánforas antiguas y mandó fabricar un enorme y pesado artilugio para ir entrenándose.
En el momento de la verdad se encontró que el disco griego era más pequeño y más liviano. En el calentamiento y en los dos primeros intentos, los movimientos de Garrett eran tan torpes y sus envíos carentes de dirección que el público lo tomo en broma, abucheándolo y riéndose de él.
Pero de la broma al estupor hubo apenas un paso. En la tercera y última oportunidad, Garrett se quedó con el triunfo y toda Grecia se indignó al verse despojada de su especialidad atlética favorita. Y a la vez, el norteamericano se convertiría, al día siguiente, en el primer doble campeón olímpico, al triunfar en bala.
.
.
Tres pruebas constituían el calendario de la natación, todos ellas de estilo libre. ¡Y tan libres, como que se disputaron en mar abierto! El escenario fue la bahía de Zea, en el Pireo. Y tanto la salida como la llegada estaban establecidas por barcazas y boyas.
El mar estaba picado y los problemas crecieron por el mal tiempo. La última prueba era sobre 1.200 metros. Tres botes llevaron a los nueve participantes y a los jueces hasta la largada. El mar estaba embravecido y a poco metros de la partida el lote se redujo a cuatro nadadores.
El húngaro Hajas, que había ganado en 100 metros, cuenta en sus memorias: "Para cubrirme del frío unté mi cuerpo con grasa, pero nada podía hacer para contrarrestar las fuerza de las gigantes olas. Era cómodo puntero, pero sentí fuertes calambres cuando faltaban 400 metros.
"Busqué una embarcación para protegerme y advertí que a mi alrededor imperaba la soledad. Los barcazas se habían ido. Reviví la visión de mi padre ahogándose en el Danubio, cuando mis brazos no pudieron sostenerlo. Entonces, puse todas mis fuerzas en las brazadas y las patadas. Me impulsaba una supuesta imagen suya tendiéndome sus manos. Y sólo cuando toque tierra volví a la realidad, mientras el público me ovacionaba".
.

.
Aunque no fue la jornada de clausura el viernes 10 de abril de 1896 fue el día memorable de los primeros Juegos. El día de la maratón, donde los griegos esperaban una victoria compensatoria de haber perdido su prueba clásica: el lanzamiento del disco.
Mientras se cubría la distancia entre Maratón y Atenas, se desarrollaban en el estadio las pruebas finales de atletismo, alternadas con las competencias de esgrima y de lucha grecorromana, para el entretenimiento de la multitud.
Pero el público estaba nervioso, tanto por las primeas malas noticias procedentes de la maratón, como las repetidas victorias norteamericanos, a las que sumaron en esos momentos los triunfos en vallas y salto con garrocha, para exasperar más el ánimo de los espectadores, quienes se unieron en un grito: "¡Profesionales!", al no comprender esa superioridad y achacar a una supuesta dedicación profesional al abismo que los separaba de los amateurs helénicos.
La bronca se hacía cada vez más intensa, cuando, de pronto, entró un jinete a caballo y anunció la cercanía de los maratonistas, con ¡un griego al frente! Desaparecieron los gritos acusatorios y afloró en toda su dimensión el clamor patriótico.
La leyenda cuenta que Filípides, el soldado-mensajero, enviado para anunciar la victoria de la batalla de Maratón, había muerto al llegar a Atenas y se ponía en duda si los atletas podrían completar los cuarenta y pico kilómetros de la distancia histórica. Los ensayos previos demostraron que era posible y la maratón fue incluida en el programa.
Hubo 37 inscriptos, 12 desistieron antes de la partida. Entre los 25 restantes sólo habían tres norteamericanos y un húngaro. En el grupo de los griegos había un hombrecillo de 1,63 metros de estatura, que en su niñez fue pastor y luego panadero, albañil y cartero, esto último como si fuese descendiente del mensajero Fílipides.
Se llamaba Spiridon Louis. Al cabo de tres horas de extenuante esfuerzo, hizo su entrada triunfal al estadio, con el número 17 sobre su vestimenta blanca. A modo de escolta, en medio del delirio general, entró un escuadrón de caballería.
El entusiasmo rompió con todos los reglamentos y protocolos. Los príncipes Constantino y Jorge saltaron a la pista, agarrando cada uno por un brazo a Louis y cubriendo con él los últimos tramos de la carrera. La multitud invadió la pista.
Atenas y Grecia vivían su día más feliz, porque Spiridon Louis, el pastor de Marussi, era el sucesor del heroico mensajero de Maratón y la estrella rutilante de los Primeros Juegos Internacionales de Atenas, que celebraron la primera Olimpiada de la Era Moderna

Por Eduardo Alperín (espndeportes.espn.go.com)
.

Πέμπτη, 20 Μαΐου 2010

ΟΛΥΜΠΙΑΚΟΙ ΑΓΩΝΕΣ 1896 (Γ)

.
El 6 de abril (25 de marzo según el calendario juliano) se inauguraron los Juegos de la I Olimpiada; era lunes de Pascua tanto para el cristianismo occidental como para la iglesia ortodoxa y además era el aniversario de la guerra de independencia de Grecia. Aproximadamente 80.000 espectadores asistieron al Estadio Panathinaiko, incluido el Rey Jorge I de Grecia, su mujer Olga y sus hijos. La mayoría de los atletas se alinearon en el césped del estadio, agrupados por países. Después del discurso del presidente del comité organizador, el príncipe heredero Constantino, su padre abrió oficialmente los Juegos con las palabras:
Proclamo la apertura de los primeros Juegos Olímpicos internacionales en Atenas. Larga vida a la Nación. Larga vida al pueblo griego.
.
.
Después de esto, nueve bandas y 150 coristas interpretaron un Himno Olímpico, compuesto por Spyridon Samaras y escrito por el poeta Kostis Palamas. A partir de entonces, diferentes músicas sonaron en las ceremonias de apertura de los Juegos hasta 1960, fecha en que la composición de Samaras y Palamas se convirtió en el Himno Olímpico oficial (decisión tomada en la sesión del COI de 1958). Otros elementos de la actual ceremonia de apertura se iniciaron más tarde: la llama Olímpica se encendió por primera vez en 1928, el juramento de los atletas se prestó por primera vez en 1920 y el de los jueces en 1972.
.
.
.
En la mañana del domingo 12 de abril, el rey Jorge organizó un banquete para los oficiales y atletas (aunque algunos ya no estaban allí). Durante su discurso dejó claro que, en lo que a él correspondía, los Juegos debían desarrollarse en Atenas siempre. La ceremonia de clausura oficial se celebró el miércoles siguiente, después de ser aplazada el martes debido a la lluvia.
Al igual que en la ceremonia de apertura, la familia real presidió la clausura, que fue abierta por el himno nacional de Grecia y una composición en griego antiguo de George S. Robertson, un atleta británico. Posteriormente el rey entregó los premios a los ganadores: medalla de plata, rama de olivo y diploma a los primeros y medalla de cobre, rama de laurel y diploma a los segundos; los clasificados en tercer lugar no recibieron medallas. Spyridon Louis guió a los medallistas en una vuelta de honor alrededor del estadio mientras se entonaba el Himno Olímpico. Después el rey anunció oficialmente que la primera Olimpiada había finalizado y abandonó el estadio mientras la banda de música tocaba el himno nacional griego y la gente aplaudía.
.
.
El concepto de equipos nacionales no fue una parte importante del movimiento Olímpico hasta los Juegos Intercalados de 1906, aunque muchas fuentes listan la nacionalidad de los competidores en 1896 y cuentan sus medallas, con conflictos importantes en relación a qué naciones compitieron. El Comité Olímpico Internacional reconoce la participación de catorce países, aunque sin listarlos. Algunas fuentes listan doce, excluyendo a Bulgaria y Chile, mientras que otras listan 13 incluyendo a estos dos y excluyendo a Italia. Egipto es incluido algunas veces por la participación de Dionysios Kasdaglis y Bélgica y Rusia inscribieron competidores que acabaron retirándose. Los catorce países siguientes son probablemente los reconocidos por el COI:

Alemania (GER)
Australia (AUS), aun cuando seguía siendo parte del Reino Unido
Austria (AUT), aun cuando era parte del Imperio Austrohúngaro, los atletas austriacos participaban de forma independiente
Bulgaria (BUL) - Chile (CHI) - Dinamarca (DEN)
Estados Unidos (USA) - Francia (FRA)
Grecia (GRE), incluyendo a los representantes de Chipre y Esmirna
Hungría (HUN), aun cuando era parte del Imperio Austrohúngaro, los atletas húngaros participaban de forma independiente, incluyendo a los provenientes de Croacia, Eslovaquia, Transilvania y Voivodina
Italia (ITA) - Reino Unido (GBR) - Suecia (SWE) - Suiza (SUI).
(es.wikipedia.org)

Σάββατο, 15 Μαΐου 2010

ΟΛΥΜΠΙΑΚΟΙ ΑΓΩΝΕΣ 1896 (Β)


Durante el siglo XVIII, varios festivales deportivos a pequeña escala a lo largo de Europa se denominaron Juegos Olímpicos Antiguos. El barón Pierre de Coubertin tuvo la idea de revivir los antiguos Juegos Olímpicos, pero en forma de un evento multideportivo e internacional (los antiguos Juegos fueron en cierto modo internacionales, pues varias polis y colonias griegas tuvieron representación, pero sólo se les permitió participar a los hombres libres de origen griego), inspirándose en los juegos organizados por el hombre de negocios Evangelios Zappas en Grecia.
El 18 de junio de 1894, Coubertin organizó un congreso en la Universidad de la Sorbona, en París, para presentar sus planes a los representantes de sociedades deportivas de once países. Después de la aprobación de la idea por parte del congreso, comenzó la elección de una fecha y un lugar. Coubertin sugirió que los Juegos se desarrollasen en 1900, coincidiendo con la Exposición Universal de París, pero como una espera de seis años podía hacer disminuir el interés del público, los miembros del congreso optaron por llevar a cabo los Juegos inaugurales en 1896. El proceso de elección de la sede es todavía un misterio debido a las versiones contradictorias que existen. El 23 de junio de 1894 Demetrius Vikelas propuso oficialmente Atenas y como Grecia fue el lugar donde nacieron los Juegos Olímpicos, la propuesta fue aprobada unánimemente. Vikelas además fue elegido presidente del recién creado Comité Olímpico Internacional.
La noticia de que los Juegos Olímpicos iban a regresar a Grecia fue recibida favorablemente por el público, los medios y la familia real griega. Según Coubertin, "El príncipe heredero Constantino recibió con gran agrado que los Juegos se inaugurasen en Atenas".
Sin embargo, Grecia tenía problemas financieros y había mucha inestabilidad política. El puesto de Primer Ministro había sido alternado entre Charilaos Trikoupis y Theodoros Deligiannis frecuentemente en los últimos años del siglo XIX. Debido a esta inestabilidad política y económica, tanto el primer ministro Trikoupis como Stephanos Dragumis creían que Grecia no podría realizar el evento. A finales de 1894, el comité organizador presentó un informe que afirmaba que el coste sería tres veces mayor a lo estimado originalmente por Coubertin, concluyendo que los Juegos no se realizarían. El costo total de los Juegos era de 3.740.000 dracmas (aproximadamente 448.000 dólares estadounidenses)
Con la perspectiva de revivir las Olimpiadas muy en duda, Coubertin y Vikelas iniciaron una campaña para mantener el Movimiento Olímpico con vida. Sus esfuerzos culminaron el 7 de enero de 1894, cuando Vikelas anunció que el príncipe Constantino asumiría la presidencia del Comité Organizador. Su primera responsabilidad fue la de obtener los fondos necesarios para realizar los Juegos confiando en que el patriotismo del pueblo griego los motivara a financiar el evento. Vikelas y los demás griegos hicieron casi todo el trabajo, en el que Coubertin tuvo muy poca participación. El entusiasmo de Constantino encendió una ola de contribuciones del público griego y los primeros esfuerzos consiguieron 330.000 dracmas. Se emitió una edición especial de sellos postales, consiguiendo 400.000 dracmas en ventas, y con la venta de boletos se obtuvieron 200.000 dracmas adicionales. Y a petición de Constantino, el hombre de negocios griego George Averoff accedió a pagar la restauración del Panathinaiko, donando cerca de un millón de dracmas para este proyecto.6 Como tributo por su generosidad fue construida una estatua de Averoff, presentada el 5 de abril de 1896 en las afueras del estadio, dónde aún continúa.
Muchos de los atletas que participaron en los Juegos estaban de vacaciones o por motivos laborales en Atenas cuando estos se celebraron (p. ej. algunos competidores británicos trabajaban para la Embajada Británica). No se designó una Villa Olímpica para los atletas hasta los Juegos Olímpicos de 1932, por lo que los atletas debían costearse sus gastos.
Los Juegos fueron un éxito; participaron catorce países y 241 atletas. Después de su finalización, el barón de Coubertin propuso que se rotaran por todo el mundo. Esta idea no fue del agrado de los organizadores griegos que habían imaginado una cita mundial en Atenas cada cuatro años, pero permitió que la tradición iniciada con estos Juegos continuara hasta la actualidad.
La primera regulación votada por el COI en 1894 fue permitir únicamente la participación de atletas amateur en los Juegos. Se ha dicho que Coubertin usó esta restricción únicamente por consideraciones tácticas, para conseguir la reintroducción de los Juegos de manera más rápida. Las reglas y regulaciones de los deportes no eran uniformes, así que el Comité Organizador tuvo que elegir entre los códigos de las diferentes asociaciones atléticas nacionales. El jurado, los árbitros y el director de juego tenían los mismos nombres que en la antigüedad (Ephor, Helanodic y Alitarc). El rey Jorge I de Grecia actuó como árbitro final y según Coubertin, "su presencia dio peso y autoridad a las decisiones de los jueces". (es.wikipedia.org)

Δευτέρα, 10 Μαΐου 2010

ΟΛΥΜΠΙΑΚΟΙ ΑΓΩΝΕΣ 1896 (Α)


Los Juegos Olímpicos de Atenas 1896, conocidos oficialmente como Juegos de la I Olimpiada, se celebraron en Atenas, Grecia, entre el 6 y el 15 de abril de 1896. Participaron 241 atletas masculinos (no hubo participación femenina) de catorce países, que compitieron en 43 competiciones de nueve deportes. Fueron los primeros Juegos Olímpicos de la Era Moderna.
A pesar de los muchos obstáculos y reveses, los Juegos Olímpicos de 1896 fueron reconocidos como un gran éxito. Tuvieron la mayor participación internacional en un evento deportivo hasta esa fecha. El Estadio Panathinaiko, que fue el primer gran estadio del mundo moderno, vio rebasada su capacidad con la multitud de personas más grande que se había reunido jamás para ver un evento deportivo. Lo más sobresaliente para los griegos fue la victoria de su compatriota Spiridon Louis en la maratón. El competidor más exitoso fue el luchador y gimnasta alemán Carl Schuhmann, que ganó cuatro medallas de oro.
Desde entonces, cada cuatro años, deportistas de todos los países se reúnen para competir entre ellos. Sólo las grandes guerras del siglo XX han impedido la realización de los Juegos Olímpicos, pero al culminar éstas, se ha continuado con la tradición.

(es.wikipedia.org)
.

Τετάρτη, 5 Μαΐου 2010

Related Posts with Thumbnails